Feeds:
Entradas
Comentarios

Hasta luego

EL ÁGUILA

Año II – Núm. extraordinario y último.

Aguilar de Campóo, 10 de abril de 1915.

Autor: Buenaventura Pérez Amor

Gerente del periódico

  

Hasta luego

­­­­­­­­___

 

Es una desaparición momentánea. Bastará que algún desaprensivo se atribuya como propio el éxito de nuestro cese, para que resurja con insuperables bríos otro potente periodiquito, menos mesurado y en verdad ofensivo, para escarmiento de cándidos, inocentes y susceptibles.

        ¿Motivos de nuestra determinación? Por mi parte poca o ninguna afición al reporterismo. Vivo completamente feliz sin saber quién viaja, quién está enfermo, quién aumenta su familia, quién se casa, etc., y como esto es lo que interesa a nuestro público, que pasa por alto las cuestiones interesantes tratadas en estas columnas para fijarse únicamente en chismorreos insignificantes, teniendo en cuenta las reclamaciones tontas y constantes que produce la insípida sección de noticias, agotase nuestra paciencia y acordamos dar por terminada por ahora la campaña de cultura emprendida al reanudar la publicación de «El Águila» en esta su época tercera. Seguir leyendo »

Me despido…

Me despido…

 

Nacho Martínez

Han transcurrido ya cuatro largos años desde que comencé a publicar este blog, que lleva por nombre “EL ÁGUILA DIGITAL”. En él ha cobrado realidad la ilusionante idea de dar nueva vida a  los números del viejo periódico aguilarense, “EL ÁGUILA”, que dormían silenciosos entre los legajos de un archivo. La antigüedad de este periódico local se remonta, en su primera etapa, al año 1899, concluyendo con su tercera y última edición en 1915. De modo que bien se merecía el viejo periódico este renacimiento.

He pretendido con esta nueva publicación difundir -a través de las redes- la altruista obra periodística llevada a cabo, entre finales del siglo XIX y principios del XX, por un grupo de entusiastas antepasados nuestros, bajo la dirección de mi abuelo paterno Asperino Martínez y Rodríguez. Legado cultural que generosamente nos dejaron a las generaciones futuras de nuestra amada villa, Aguilar de Campoo, dando, asimismo, testimonio escrito de su elevada cultura y gran amor a nuestra tierra.

Esta nueva publicación –en formato blog– , espero, nos haya permitido zambullirnos en los escritos de las páginas sepia del viejo decenario para contrastar las inquietudes y saberes de entonces con nuestras opiniones y conocimientos  actuales. De este modo, el vino añejo (artículos, relatos, poemas, crónicas, etc.) de ayer, se ha ido entremezclando con algunas pinceladas del vino joven (artículos, poemas, relatos, crónicas, ilustraciones, etc.) de hoy, logrando un agradable y armonioso aroma intergeneracional.

Con la próxima publicación en este blog de las despedidas – no exentas de cierta melancolía-  que en su número extraordinario, fechado el 10 de abril de 1915, realizaron tanto el director como los principales colaboradores de “EL ÁGUILA”, doy por concluida mi empresa, no sin antes mostrar mi agradecimiento a todos los que, de un modo u otro, han colaborado en su realización y difusión, así como a sus fieles lectores.

No obstante, dado el extraordinario interés que ha despertado este blog (con más de 111.000 visitas a fecha de hoy), tanto en España como en otros muchos países -especialmente los de habla española-, permanecerá accesible durante algún tiempo. Después… ya se verá.

Un fuerte abrazo a todos.

27 de marzo de 2017.

Luis Ignacio Martínez Franco

_____

A mi niñez y vejez

EL ÁGUILA

Año II – Núm. extraordinario y último.

Aguilar de Campóo, 10 de abril de 1915.

Autor: T. Valle

 

 

­­­­­­

.

A mi niñez y vejez

O D A

 

Campana mayor de la Colegiata,

tu penetrante sonido llega hasta mí;

porque tu vibración es de plata,

y porque en esa villa de Aguilar nací.

        Como águila que con su vuelo,

cruza veloz y orgullosa los vientos;

surge en mi mente un consuelo,

¡qué felices eran en la niñez los pensamientos!

        Hoy que soy caduco y viejo,

me digo con dolor y desconsuelo…

¿Qué es esto… ya no soy el mismo espejo,

porque me veo encorvado hacia el suelo…

        Campana bendita de la Colegiata,

eleva con tu vibrante sonido mi alma al cielo,

que tendré una satisfacción muy grata,

en dar a la que me llevó en su ser un beso.

                                               Santander, 28 de marzo de 1915.

Amado Nervo

(1870-1919)

” EN PAZ “

Muy cerca de mi ocaso, yo te bendigo, Vida, 
porque nunca me diste ni esperanza fallida, 
ni trabajos injustos, ni pena inmerecida;

Porque veo al final de mi rudo camino 
que yo fui el arquitecto de mi propio destino; 
que si extraje las mieles o la hiel de las cosas, 
fue porque en ellas puse hiel o mieles sabrosas: 
cuando planté rosales coseché siempre rosas. 

…Cierto, a mis lozanías va a seguir el invierno: 
¡mas tú no me dijiste que mayo fuese eterno!

Hallé sin duda largas las noches de mis penas; 
mas no me prometiste tan sólo noches buenas; 
y en cambio tuve algunas santamente serenas…

Amé, fui amado, el sol acarició mi faz. 
¡Vida, nada me debes! ¡Vida, estamos en paz!

rosa

****

 

¡A casarse tocan!

EL ÁGUILA, núm. 10, 10 de agosto de 1914.

Carta abierta del joven que buscaba novia.

¡ A casarse tocan !

3.¡A casarse tocan!

Aguilar de Campoo

Embalse

Fotografía: Mari Luz García Aparicio

Fotografía: Mari Luz García Aparicio

El embalse de Aguilar en invierno

Fotografía: Esther Fuente Ruiz

el-pantano-en-invierno-febrero-esther