Feeds:
Entradas
Comentarios

La cultura en los pueblos

EL ÁGUILAÁguila-Cielo

Año I – Núm. 3

Aguilar de Campoo, 30 de mayo de 1914.

El Director: Asperino Martínez y Rodríguez

.

La cultura en los pueblos

_______

.

Asperino Martínez y RodríguezDirector de EL ÁGUILA

Asperino Martínez y Rodríguez
Director de EL ÁGUILA

En todos los pueblos del globo terráqueo se va camino del progreso y de la civilización. La base de ello es la educación desde la infancia; si ésta falta es indudable, caro lector, que llega un día, un momento en que se notan sus efectos.

 Los padres, o los que hagan sus veces, primero, y luego los maestros, son los obligados a hacer entender, cada cual en su período, que el hombre o la mujer bien educados gozarán del aprecio general en la sociedad; no puede ser el que todos sean instruidos, ya por carecer de medios para ello, ya porque no fueron dotados del despejo suficiente; de todos modos, aquél que falto de medios tiene que carecer de conocimientos, es el más obligado a observar lo que las personas instruidas hacen, porque es indudable que el hombre bien instruido no debe dar mal ejemplo. ¿Quién no censura los actos que se realicen en desprecio de otro? Aquél que carezca de sentido común, o alentado por el talismán se cree con paso franco en todas partes, sin acordarse de que en la vida todos nos debemos el respeto y el aprecio consiguiente. Seguir leyendo »

¡ Bello es el rostro de la luz !

Sol naciente

Bello es el rostro de la luz, abierto
sobre el silencio de la tierra; bello
hasta cansar mi corazón, Dios mío.

Un pájaro remueve la espesura
y luego, lento, en el azul se eleva,
y el canto le sostiene y pacifica.

Así mi voluntad, así mis ojos
se levantan a ti; dame temprano
la potestad de comprender el día.

Despiértame, Señor, cada mañana,
hasta que aprenda amanecer, Dios mío,
con la gran luz de la misericordia.

RAMA DE OLIVO.- Liturgia de las horas

*****

Los libros de texto

EL ÁGUILAÁguila-Cielo

 Aguilar de Campoo, Año I – Núm. 3

30 de mayo de 1914.

Autor: Manuel Gómez Renedo

.

Los libros de texto

_____

Catón de los niños

Catón de los niños

Tanto se ha abusado y se abusa desgraciadamente en nuestras escuelas de este modo de instruir, que en la estimación popular sabe más el niño que mejor suelta una lección, aunque de ella no entienda una palabra. Este exagerado culto al libro vicia la enseñanza y en las escuelas, de ordinario, se limita, principalmente, la ilustración a que los niños reciten como papagayos lo que dicen determinados libros sin cuidarse los maestros de que entiendan lo estudiado, y cuanto mejor lo hacen los niños tanto más instruidos están en concepto del vulgo y aún de personas de carrera, apreciándose –es cosa corriente- su valor en los exámenes por la habilidad con que repiten un párrafo –cuanto más largo mejor- y no por la explicación, aunque sea mal dada, de la cuestión tratada. ¡Error funesto para la enseñanza! Seguir leyendo »

La guerra y el pan

EL ÁGUILAÁguila-Cielo

Año I – Núm. 12

Aguilar de Campóo, 30 de agosto de 1914.

El Director: Asperino Martínez y Rodríguez

LA GUERRA Y EL PAN

_______

Asperino Martínez

Asperino Martínez

En las presentes circunstancias ningún tema había de tener más importancia ni actualidad que el que me ocupa hoy, por las consecuencias tan fatales que se aproximan a pesar de ser la época menos mala.

         En las paneras gran parte de la cosecha triguera y la otra parte en las eras, es a mi juicio necesaria una explicación a los lectores de este decenario si con los datos estadísticos, recogidos de diferentes revistas, hay motivo para la carestía del pan, y quedarán convencidos de que no hay razón alguna fundamentada, más que los grandes acaparadores, que disponen de un capital fabuloso, no ven en estos casos más que el deseo de duplicarlo, sin acordarse del perjuicio tan grande que proporciona su egoísmo a la clase media y pobre quienes son el sostén de la sociedad; pues sin ellos se paralizaría el desarrollo de toda industria y cultivo en general y entonces, ¡sabe Dios lo que ocurriría! Seguir leyendo »

Corred para ganar…

Corred para ganar una corona que no se marchita

_____

carros-de-fuego-carreraEl hecho de predicar no es para mí motivo de orgullo. No tengo más remedio y, ¡ay de mí si no anuncio el Evangelio! Si yo lo hiciera por mi propio gusto, eso mismo sería mi paga. Pero, si lo hago a pesar mío, es que me han encargado este oficio. Entonces, ¿cuál es la paga? Precisamente dar a conocer el Evangelio, anunciándolo de balde, sin usar el derecho que me da la predicación del Evangelio. Porque, siendo libre como soy, me he hecho esclavo de todos para ganar a los más posibles. Me he hecho todo a todos, para ganar, sea como sea, a algunos. Y hago todo esto por el Evangelio, para participar yo también de sus bienes. corona-de-laurel

Ya sabéis que en el estadio todos los corredores cubren la carrera, aunque uno solo se lleva el premio. Corred así: para ganar. Pero un atleta se impone toda clase de privaciones. Ellos para ganar una corona que se marchita; nosotros, en cambio, una que no se marchita. Por eso corro yo, pero no al azar; boxeo, pero no contra el aire; mis golpes van a mi cuerpo y lo tengo a mi servicio, no sea que, después de predicar a los otros, me descalifiquen a mí.

 De la primera carta del apóstol san Pablo a los Corintios.

El Eco de Barruelo - Cabecera

 

EL INCENDIO DE AGUILAR 

(Agosto de 1912)

____

plaza-de-aguilar-tras-el-incendio-del-5-6-de-agosto-de-1912Nota de EL ECO DE BARRUELO.

En atenta carta que hemos recibido de don Victoriano García de los Ríos, alcalde del Ayuntamiento de Aguilar de Campóo, se nos ruega por indicado señor, demos cabida en las columnas de nuestro periódico a una información, que también nos remite, del incendio ocurrido últimamente en la citada villa.

         A pesar de ocuparnos en otro lugar de este número del indicado suceso, gustosamente accedemos a los requerimientos de nuestro comunicante y estimado amigo, a la vez que ilustramos el relato con dos fotograbados que reproducen fielmente las fotografías que tomamos en el lugar del siniestro.

 *****

Carta del Alcalde de Aguilar.

Sr. Director de EL ECO DE BARRUELO.

         Muy Sr. Mío y de toda mi consideración: Ruego a V. se sirva insertar las adjuntas líneas trazadas que me veo obligado a publicar con motivo del terrible incendio ocurrido en esta villa la noche del 5 al 6 del actual (agosto de 1912).

         Dándole gracias anticipadas, queda de usted affmo. s. s. q. b. s. m.

 Victoriano García de los Ríos

Aguilar de Campóo, 10 de agosto de 1912.

 *****

 Artículo del Alcalde de Aguilar.

Incendio..El siniestro que en breves horas redujo a escombros seis de los mejores edificios de esta villa, es de esos que hacen época en la vida de un pueblo; sus ruinas humeantes llenan de consternación a los espíritus más decididos, pero en medio de tanta desolación, Aguilar ha presenciado actos verdade-ramente sublimes, ha visto cómo en cuantas puertas ha llamado tuvo una satisfactoria y halagüeña contestación; de la capital, el señor Gobernador interino mandó un delegado de su autoridad que con el arquitecto municipal de la misma, guardia civil, bomberos y material de incendios realizaron los primeros trabajos para dominar tan voraz incendio; posteriormente llegó de Reinosa el jefe de Policía de dicha villa, señor Cantón, con personal y material adecuado, el cual por orden expresa del Alcalde de dicha villa se puso a mi disposición, ratificando su ofrecimiento por telégrafo, de cuya generosidad quizá he abusado reteniéndoles en esta villa hasta el día de ayer en que se creyó había desaparecido el peligro; al día siguiente pasé aviso a Barruelo e inmediatamente llegó el dignísimo Alcalde de aquella población con personal y material que puso a mis órdenes, los cuales permanecieron aquella noche en guardia, lamentando que antes no se les hubiese avisado.

         No debo terminar esas líneas sin hacer constar mi reconocimiento a nuestro diputado en Cortes, señor Garay, y aMineros los diputados provinciales de este distrito que al ser todos ellos testigos oculares de esta desgracia han demostrado que se acuerdan de los que les proporcionaron el acta algo más que lo que se acostumbra a hacer; al dignísimo oficial de telégrafos encargado de esta oficina que aun en horas que no eran de servicio, estuvo a mi disposición; al oficial de la Guardia civil y números de este puesto que trabajaron con verdadero ahínco en la extinción del incendio y dirección de las medidas a ello conducentes, a todos les manifiesto el reconocimiento de esta villa por su desinterés, valor y pericia, pudiendo asegurarles que todos los vecinos de Aguilar guardamos para ellos un verdadero recuerdo, que vivirá eternamente en todos los consternados habitantes de esta villa, los que no sabrán nunca cómo pagar tan abnegados sacrificios como se han impuesto los generosos auxiliadores citados.

         Los representantes de la Compañía de seguros «La Unión y el Fénix Español», se hallan en esta villa tratando con los siniestrados un arreglo amistoso que hasta la fecha lleva buen camino, siendo de esperar que lleguen a un acuerdo beneficioso para todos.

 Victoriano García de los Ríos

Alcalde de Aguilar de Campoo

*******

A la Virgen de LLano.

A la Virgen de Llano

Aguilar de Campoo

____

Virgen de LLano Talla Románica. Siglo XIII.

Virgen de LLano
Talla Románica. Siglo XIII.

¿Adónde va, cuando se va, la llama?

¿Adónde va, cuando se va, la rosa?

¿Qué regazo, qué esfera deleitosa,

qué amor de Padre la alza y la reclama?

Esta vez como aquella, aunque distinto;

el Hijo ascendió al Padre en pura flecha.

Hoy va la Madre al Hijo, va derecha

al Uno y Trino, al Trono en su recinto.

Por eso el aire, el cielo, rasga, horada,

profundiza en columna que no cesa,

se nos va, se nos pierde, pincelada

de espuma azul en el azul sorpresa.

No se nos pierde, no; se va y se queda.

Coronada de cielos, tierra añora

y baja en descensión de Mediadora,

rampa de amor, dulcísima vereda.

                                     

                                                Himno de Laudes – Día de la Asunción